20. Los jóvenes saben lo que de verdad importa

fitas“El éxito no es definitivo, el fracaso no es fatídico. Lo que cuenta es el valor para continuar.”- Winston Churchill

“Ni-ni”, “Y”, llamemos como llamemos a la actual generación de jóvenes está claro que se trata de personas diversas, con sus valores, sus problemas, sus formas de pensar, de decir, de hacer.

Siempre he sido poco amiga de las generalizaciones así que huyo de esas clasificaciones que nos sitúan a todos en un mismo saco y no tienen en cuenta que existen excepciones a la regla y sobre todo particularidades sobre las generalidades.

En las últimas semanas he tenido la oportunidad de compartir tiempo con jóvenes en mis sesiones de coaching, en el taller de escritura que se organizó en el marco de Coruña Mayúscula y más recientemente, el pasado viernes 5 de abril, en el Congreso Lo Que de Verdad Importa. Y puedo deciros que se trata de personas con valores férreos, talentos en espera de ser oídos e informadas. Al fin y al cabo es la generación de Internet y el correo electrónico, saben de redes y de nuevas formas de comunicación. En este sentido, entienden que el ahora es más importante que el mañana, se adaptan con facilidad a los cambios, son directos, son leales a las personas más que a las organizaciones.

En ese mapa, los adolescentes de Coruña escucharon con entusiasmo a María de Villota (@mariavillota), Haze(@elhaze) y María Belón. Escucharon y hablaron porque fueron muchas las preguntas poderosas que formularon a los ponentes.

María de Villota

María de Villota

María de Villota, el valor de la superación.

Desde su accidente en el circuito de Marussia el pasado mes de julio de 2012, María ha descubierto que con un ojo de menos es capaz de ver más. Su vida ha sido toda una carrera para vivir de su talento y como ella misma explicó “tenía la creencia de que iría con mi pasión hasta donde la vida me llevase” y así ha sido. En un mundo tan masculino como el de la Fórmula 1, se fue haciendo hueco porque tenía su objetivo claro y vibraba con ello, no sólo por el propio movimiento que produce la velocidad desde un F1 si no porque estaba conectada con su talento. Y fue así enlazando puntos hasta llegar a ese momento que transformó su vida. Cada etapa fue un entrenamiento para la superación de obstáculos. Hoy en día sigue vinculada al automovilismo –no podía ser de otra forma- pero ha aprendido que existen velocidades que te permiten disfrutar de otra manera y atender proyectos como su colaboración con la Fundación Ana Carolina Díez Mahou, especializada en niños con enfermedades neuro-musculares. En definitiva, y recordando a Machado, compartimos la frase con la que cerró su ponencia “hoy es siempre todavía”.

Haze, esencia pura de esfuerzo y lucha.

Haze

Haze

Rapeando, con todo el acento de su Sevilla natal y la esencia del humilde barrio de los Parajitos donde se crió, Haze se ganó al público más joven presente en Palexco. Directamente entró en su mapa. Habló desde la cercanía de la experiencia callejera, una infancia y una adolescencia que aún se podían percibir en sus zapatillas de deporte, en su sonrisa, su lenguaje y su caminar. Confesó sus malas influencias y las “tonterías” que llegó a cometer por desear pertenecer a, no sentirse diferente. Más allá de las Nike o Adidas, descubrió la importancia del conocimiento. Y sintiendo que siempre le apasionaron las palabras, decidió estudiar Filología Hispánica y reconoce que “ir a la Universidad es una de las cosas de las que más orgulloso me siento”. Con la música, desde sus propias vivencias, comparte perspectivas con jóvenes en centros de desintoxicación, de reforma e institutos, ya que en su opinión es imprescindible prevenir desde la escucha al otro, atendiendo a sus necesidades. Os recomiendo que leáis el post que escribió vinculado con su participación en el #LQDVI de Coruña.

María Belón, lo imposible se hace posible.

María Belón

María Belón

¿Qué decir de una mujer que no es de película si no de carne y alma? María nos llevó a través de su historia y la de su familia a entender el poder de los relatos. Si la Odisea fue la leyenda que acompañó su infancia, la vida le devolvió un viaje “rico en aventuras y descubrimientos”. Emotivas, genuinas, desde el corazón, sus palabras fueron envolviendo al auditorio y nos sentimos -creo que casi puedo decir sin excepción- inmersos en la ola y lo que después trajo consigo. Esa grandeza de María cuando reconoció a su hijo Lucas que sí, que tenía miedo, pero que a pesar de ello había que seguir adelante. Ese casi darse por vencida y escuchar al Maestro que la vida le trajo, su hijo, para seguir luchando. Encuentros efímeros que te salvan de lo imposible. El sentido del humor y el amor que te ayudan a superar lo que parece invencible. El aprendizaje y las creencias que te potencian como ese “vivir es decidir” que tantas veces escuchó María a su padre, y que entendió perfectamente cuando tuvo que enfocar lo que quería ese 26 de diciembre de 2004 y se hizo igualmente consciente de lo que dejaba atrás. Tsunamis hay de muchas clases y todos pasaremos por alguno en la vida, pero también saldremos de ellos, si somos capaces de entender lo que de verdad importa.

Superación, lucha, amor son algunos valores… ¿cuáles son los tuyos?

Imagen inicial bajo licencia CC de Gov/Ba (Foto:Ivan Erick Baldivieso) Photography en Flickr.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en aïnhoa mallo, coaching y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a 20. Los jóvenes saben lo que de verdad importa

  1. Victoria Alvarez dijo:

    Hoy Ainhoa as tocado un tema muy importante. La fuerza interior que cada uno tiene que dar para seguir consiguiendo nuestros propósitos, sueños, todo aquello que nos hace sentirnos plenos en nuestro día a día.
    Hablas de talento y efectivamente debemos conectar con él, saber cual es nuestro camino a través de todo lo que nos hace sentir como pez en el agua. Pero también es cierto que sin el esfuerzo necesario, la fuerza interior que hace que sigamos adelante, nunca conseguiremos llegar.
    Hay que centrarse, focalizar le llamas tú, y coger las riendas con fuerza y sin dudarlo, ir a conseguir nuestras metas.
    Algunas personas, mas indecisas, ven la solución al mañana, pero hay que tener una visión mas amplia de futuro. Lógicamente las cosas no nos caen solas del cielo, así que hay que investigar donde y como conseguirlo y poner toda la carne en el asador para llegar.
    El final es fácil, el camino un poco mas complicado, sobre todo cuando tienes que luchar con circunstancias adversas, pero cuando alguien tiene claro aquello por lo que luchar, ten por seguro que llegará.

    • Muchas gracias por tu aportación, Vicky. Está claro que el talento requiere también de esfuerzo, de perserverancia para encontrar su espacio, pero si no te rindes… todo llega.

  2. Albino Mallo dijo:

    Bonitos ejemplos, Ainhoa, de lo que significa el deseo de superación en esta vida. De salir a veces del hoyo profundo en que te has metido, o quizá te hayan metido otros, para llegar a la superficie e incluso rebasarla. Quiero sumar a tus personajes, otro. Se trata de Juan Carios Delgado “El Pera” conocido como “El niño delincuente de Getafe”, que a los 8 años ya robaba coches solamente por el placer de conducirlos y a los 11 tenía en su haber 150 antecedentes policiales de todo tipo en relación con el robo y la conducción. Sin embargo, gracias a la ayuda de Alberto Muñiz, que dirige la Ciudad de los Muchachos de Getafe, se regeneró totalmente y a los 14 años era ya una persona útil en la sociedad. El “tio” Alberto lo puso en contacto con escuderías y llegó a correr con coches menores de competición en el circuito del Jarama. Actualmente, con 36 años, su trabajo lo realiza como piloto probador de algunas marcas y además colabora con los cuerpos armados, policia y guardia civil, asesorándolos en algo que se define como “conducción arriesgada”. Sobre “El Pera” hizo una película Miguel Albadalejo titulada “Volando voy” y su biografía la escribió nuestro llorado Antonio D. Olano, bajo el título de “Yo soy El Pera”, El “tio Alberto” al recordar cuando lo conocíó, dijo que “era un niño de 10 años, con mirada de 20 y vida de 50″

    • Muchas gracias por tu comentario, Albino. Me ha encantado lo que has compartido de “El Pera”. Demuetsra que el talento, bien orientado, se puede proyectar hacia algo muy positivo.

  3. gracias, cuesta encontrar palabras a favor de los jóvenes
    Marta Alba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s