4. Danza: re-conexión cuerpo, emoción, mente.

Feet Dance

“Liberar el cuerpo para experimentar el poder del ser. Expresar el corazón para experimentar el poder del amor. Vaciar la mente para experimentar el poder del autoconocimiento.” Gabrielle Roth

¿Os imagináis danzar sin música? Quizás os resulte difícil o al menos inusual y sin embargo no significa bailar en silencio. Pensad por un instante en aquellas personas que carecen del sentido del oído y sin embargo bailan. Hay un sonido que va más allá del de la  propia música, se trata de nuestra melodía interna.

Hace poco experimenté esa sensación en un taller de danza que impartió Mita Beutel. En la búsqueda por encontrar mi lugar en Coruña, hace unos 10 años, llegué hasta la clase de Danza Natural que ella impartía en La Fresa Silvestre. A partir de ese momento, inicié el camino que he recorrido hasta Co:walking®. Volver a encontrarnos y bailar, ha sido una re-conexión a muchos niveles.

Tras la lesión de la que ya os hablé en mi post inicial Vente y mueve, mi cuerpo me estaba pidiendo movimiento. Metida en la vorágine de relanzamiento de mi proyecto profesional le estaba prestando menos atención y me pegó el toque. En mi caso le llamo: “acelere”. Necesitaba entrar de nuevo en la calma, fundamental para mantener la coherencia y prestar la ayuda a los demás desde la excelencia que toda persona se merece. En definitiva, volver al punto de equilibrio cuerpo-emoción-mente. Y surgió la idea del taller. Una mañana lluviosa, cinco amigas, un bebé y Mita.

No hubo música, no hacía falta, se trataba de sentir el cuerpo de una manera distinta, empezar a habitarlo con conciencia. Como dice el coreógrafo Cesc Gelabert, “bailar es habitar el cuerpo con el corazón y la mente”. El silencio fue pronto un ritmo y la quietud, movimiento. Cada una, desde su cadencia fue explorando su propia identidad. Encontrarnos y sentirnos a nosotros mismos, es el primer paso para caminar hacia el lugar donde queremos estar.

La danza como herramienta de “centramiento”:

De una u otra manera, el baile ha estado presente en mi vida y me ha llevado a disfrutar momentos mágicos. Ha sido y es una de mis herramientas de “centramiento”. Cada uno habrá de encontrar la suya. Yo he ido recorriendo  camino y sintiendo los pasos a través de:

En definitiva, se trata de que cada uno encuentre su lugar de re-conexión.

¿Quieres compartirnos qué haces tú para mantener tu equilibrio?

Imagen bajo licencia CC de melalouise Photography en Flickr.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en aïnhoa mallo, coaching y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a 4. Danza: re-conexión cuerpo, emoción, mente.

  1. Vicky dijo:

    Bailar con o sin música, es un acercamiento a la libertad.

  2. Albino Mallo dijo:

    De quien más aprendí que la danza no necesita música fue, precisamente, de un gran maestro de ballet, Maurice Bejart. Cuando vivíamos en Bruselas tuve una larga charla profesional (periodística) con él en el Teatro de la Moneé, su sede, y me lo fue demostrando hasta llegar a esa conclusión. Él mismo, como director, pasó del ballet clásico al minimalismo da danzas orientales que solo tenían un suavísimo sonido, y despues, al silencio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s