2. Ahora, todo el mundo es coach

Pues si, eso parece. Ahora la palabra coach está de moda y se nombra con frecuencia sin que se aplique de manera correcta. No es que me moleste que se hable por doquier del coaching, todo lo contrario, es fantástico que empecemos a integrarlo en nuestro lenguaje cotidiano y que entendamos que no se trata de una disciplina destinada a una élite o al mundo de la empresa. La cuestión es: apliquémoslo adecuadamente. Transmitamos lo que de verdad representa. Y este es el objeto de  este “paso” que quiero compartir con vosotros hoy.

Cuando en programas televisivos como “La Voz” o “Pesadilla en la Cocina”  se habla de coaches para citar a Malú, Bisbal o Chicote estamos en una transgresión del concepto. No me refiero al hecho de haber recibido una formación “ad hoc” y estar certificado para ejercer como tal, voy más allá de esta cuestión, me refiero directamente a lo que un coach representa.

Coach no es sinónimo de asesor,  de consultor, ni siquiera de mentor. En esencia, un coach es un profesional que te apoya en el logro de tus objetivos con las siguientes premisas:

  • El coach no dirige o hace el cambio,  acompaña en el proceso de cambio.

  • El coach no dice lo que tienes que hacer, pregunta para que seas tú, como cliente, el que encuentre sus propias opciones.

  • El coach trabaja de presente a futuro.

Podría extenderme mucho más pero siento que estas son las claves para situarnos en lo que estamos hablando.

En definitiva, llamemos a cada uno por su nombre. Como dice Sir John Withmore: “El coach no es un solucionador de problemas, un maestro, un consejero, un instructor, ni siquiera un experto, es un facilitador, un elevador de conciencia”.

¿Tú qué opinas?

Imagen bajo licencia CC de Dreamsmaker67 Photography en Flickr.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en coaching y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a 2. Ahora, todo el mundo es coach

  1. Daniel dijo:

    Ahinoa, me tocó vivir lo mismo con el tema de los spas: un charca caliente era un jakuzzi, una dauna en un pisito un centro de talasoterapia. paciencia que el mercado pone a todo el mundo en su sitio. Seguir en la línea de la serriedad y la profesionalidad la única clave,ánimo!!!

  2. Vicky dijo:

    Muchas veces nos bloqueamos a la hora de tomar decisiones, pienso que un coach puede ser aquella persona que te acompaña y hace que surjan de tí los pensamientos sobre las cuestiones que debes solucionar. Difícil tarea porque muchas veces nosotros mismos sabemos lo que hay que hacer y nos mentimos. Como dejar aparte en momentos decisivos parte de nosotros mismos? No solo es productividad, sino que en nuestro trabajo evolucionemos como personas.

    • Pues es así Vicky. Desde el coaching o el co:walking 😉 acompañamos y hacemos RE-descubrir al otro lo que ya sabe pero no recuerda que sabe. Un viaje de adentro hacia fuera en el que el coach aCOmpaña.

  3. Montse Siarez-Noguerol dijo:

    El coaching y los Coach ahora y siempre han hecho un gran trabajo para facilitar cambios, elevar conciencia . Como en cualquier ámbito de la vida hay niveles . Un mal medico o alguien que ejerza medicina sin estar preparado no denosta el gran trabajo de los profesionales de la medicina …
    Gracias Ainhoa y felicidades de nuevo!!! 🙂

  4. Y ahí estamos Montse! Siendo nosotras mismas.

  5. rocio fernandez dijo:

    Felicidades Me gusta sertu fan

  6. Albino dijo:

    Tambien se utiliza mucho la palabra coach en el deporte para definir a los entrenadores y algunos otros acompañantes. Sobre todo en el tenis. Continuamente se hablaToni Nadal como coach de su sobrino. ¿Que opinas?

    • Es un uso correcto. Un coach es un entrenador. Y en el caso de Toni, no sé si se certificó como tal pero en todo caso trabaja más las actitudes que las aptitudes de Rafa. Más que aconsejar entiendo que “hace descubrir” y esa es la diferencia. Hay un libro genial al respecto del que hablaré algún día que se llama “El Juego interior del tenis” de Tim Gallwey.

  7. Edu dijo:

    Siendo un poco estricto y tocapelotas, los coaches (tal y como tu los defines) son los primeros que han “tomado prestada” la palabra. Al fin y al cabo “coach” es lo que toda la vida se ha traducido por entrenador, aunque pueda tener una vertiente de formador (sobre todo en high school y college). Existen grandes figuras como el mítico John Wooden, entrenador de UCLA (y su pirámide del éxito) que pueden entenderse como coaches en todos los sentidos, pero en definitiva es un termino deportivo.

    Vamos, que ya lo dice el refrán: quien roba a un ladrón, se despierta mojado 🙂

  8. Muy bueno Edu. Estoy de acuerdo que se ha tomado prestado el término del mundo deportivo, de ahí también el libro que recomendé más arriba. Un coach es un entrenador, entrenamos en actitudes y no sólo en aptitudes y no cabe duda que hay grandes como John Wooden que están en esa línea y no hay nada que reprochar, más bien al contrario. Se trata de no popularizar los términos con significados que no responden a la realidad. Claro que sólo es mi opinión.

  9. Pues yo creo que es imprescindible aclarar estos conceptos, ya que para alguien que desconozca que es el coaching y que es un coach, le puede llevar a equívoco cualquiera de las utilidades que se le da a la palabra.
    gracias Ainhoa y felicidades de nuevo!!!!!!!!!!

  10. Carlos dijo:

    Pues mi opinión es que para eso están los PSICÓLOGOS de toda la vida, en sus variedades de psicología social o psicología clínica. El resto… inventos modernos y americanadas inútiles.

  11. Pingback: 32. ¿Formamos en felicidad? |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s